MENU

Protección Auditiva

La exposición a altos niveles de ruido puede causar perdida permanente de audición. Exposición a corto plazo a ruidos fuertes puede causar también daños temporales en la audición. Los ruidos fuertes pueden causar estrés físico y psicológico, reducir productividad, interferir con la comunicación y concentración. También puede causar accidentes laborales o heridos al interferir con la capacidad de escuchar señales de advertencia. Los ruidos hacen daño cuando en combinación sobrepasan los 85dB.

Mostrando 1–12 de 16 resultados